Una reciente sentencia considera lícito controlar el uso de internet por parte de los trabajadores a través de un programa espía.

Vulneración: Un trabajador vulneró la prohibición empresarial de usar el ordenador para fines personales, por lo que la empresa procedió a despedirlo.

Apunte: El Tribunal Supremo, en una sentencia de 6 de octubre de 2011, consideró procedente dicho despido, declarando que es lícito instalar programas espía en el ordenador del trabajador para obtener la prueba de la infracción.

Prohibición absoluta: El tribunal analiza el grado de tolerancia establecido por la empresa respecto al uso de los medios informáticos por parte de los trabajadores, con el fin de determinar si la actuación del trabajador es sancionable o no con el despido.

Apunte: Es este sentido, si la empresa ha establecido una prohibición absoluta de uso privado, las consecuencias son las siguientes:

– Al existir esta prohibición absoluta de uso privado, los trabajadores no tienen ninguna expectativa razonable de confidencialidad, por lo que su derecho a la intimidad cede frente al poder empresarial de vigilancia.

– La prohibición absoluta lleva implícita la advertencia sobre la posible instalación de sistemas de control del uso del ordenador, por lo que no es necesario que el empresario advierta previamente sobre los controles y medidas aplicables, siempre que éstos sean adecuados y proporcionados al fin perseguido.

Instalación: ante las sospechas fundadas de que se estaba vulnerando la prohibición absoluta impartida por la empresa, ésta instaló un programa espía en el ordenador del trabajador afectado. Dicho programa permitía observar lo que el trabajador veía, permitiendo capturar pantallas para su posterior visualización, sin acceder por ello a sus archivos.

Apunte: La instalación de este sistema se hizo después de que el trabajador abandonase la empresa al fin de la jornada.

Visualización: la posterior monitorización se hizo en la empresa y en presencia del trabajador y de los representantes de la empresa y de los trabajadores.

Apunte: El despido fue declarado procedente.